28 de marzo de 2010

Viajes en coche

Dentro de todas las opciones que tenemos para hacer turismo, mi favorita desde siempre ha sido viajar en coche. Me encanta la libertad que te proporciona tu propio medio de transporte: aquí me paro, allí como, aquí hago una foto o en este pueblo tan majo me voy a quedar a dormir 2 noches. Desde hace algunos años y gracias a Internet, viajar de esta manera es mucho más sencillo, ya que puedes encontrar alojamientos o restaurantes sobre la marcha; eso sí,  no lo intentes en Venecia un 15 de Agosto… 

Voy a compartir 5 viajes en coche que me han gustado mucho, y que os invito a repetir: 

- Valle de Aosta. En esta región repartida entre Italia y Francia se encuentran algunos pueblos realmente bonitos, y lo más importante, con una gastronomía potente, recia, propia de pueblos de montaña. La joya de la corona es Annècy y su tartiflette (patata, queso, bacon y nata).

- De Las Vegas al Gran Cañón. Aparte de los atractivos evidentes que tienen el inicio y fin del trayecto, viajar por esta zona casi desértica me hizo sentir que estaba conduciendo por otro planeta. Por el camino además dos grandes hitos de la humanidad: la presa Hoover y las gasolineras en mitad de Arizona llenas de cachivaches de los indios (muchos de ellos por detrás con su correspondiente Made in China... esto es USA, rentabilidad ante todo).

- La cornisa cantábrica. Iniciando en Santander (o Bilbao, o San Sebastian) tiras hacia el oeste hasta Ribadesella. Playas espectaculares, agua fresquita y los mejores platos de la gastronomía nacional (para mí, claro).

- Suecia. Inicias en Estocolmo y sigues toda la costa pasando por las ciudades importantes de Suecia (más Copenague). Una vez en Göteborg cruzas de nuevo hasta Estocolmo. De este viaje son interesantes tanto las grandes ciudades como los pequeños pueblos que te encuentras por el camino. Gastronómicamente es un poco regulero...

- Noreste de USA. Mi favorito hasta ahora. Incluye Boston, la costa de Maine y el espectacular Parque Nacional de Bar Harbor. Langostas, almejas fritas, pueblecitos marineros, alces, lagos y más lagos... te parecerá que estás viviendo tu propia road movie.

Seguiremos informando...

2 comentarios:

  1. Hola Sergio, ánimo con el blog. Al principio parece fácil, pero luego, escribir todas las semanas exige constancia y tiempo.
    Recuerdo un viaje en coche que hicimos tú y yo. Hicimos base en Ribadeo y recorrimos en el A2 de mi madre el oeste de Asturias y una parte de Galicia, concretamente Los Oscos. Estuvimos en Taramundi, Tapia de Casariego, Mondoñedo y supongo que en un puñado de sitios más. Llevábamos en el maletero una tabla de surf. En Tapia, una tarde bastante mala, intentaste coger varias olas, pero no hubo suerte. Yo te vigilaba desde la playa con el móvil en la mano dispuesto a llamar a emergencias. En cambio, unos días después recogiste a un náufrago en la Praia das Catedrais. Otro día nos paró la guardia civil y me hicieron soplar. Veníamos de pimplarnos una botella de vino mano a mano y yo ya me veía en chirona, pero se ve que el alcohol no se había incorporado todavía a la sangre. Acabamos en Luarca con mis amigos, en la fiesta del Bollu. Pocas veces me he vuelto a emborrachar como entonces. Me caí a un río y unos cuantos tuvistéis que bajar a por mí. Por entonces estaba empezando a salir con Arantxa, hoy esposa mía y madre de mi hijo.
    De esto hace ya unos cuantos años, pero lo recuerdo muy bien. Fue muy divertido.
    Juande

    ResponderEliminar
  2. Juande!
    Ese grandísimo viaje permanecerá en mi memoria por siempre. Fue en el verano del 02, no hace ni 8 años...!!! No estuvimos en Los Oscos sino en el Territorio Mítico de Los Oscos. Comimos y cenamos de lujo varias veces. Tengo fotos míticas de todo el mundo intentando escanciar con bastón y hasta de una especie de paetido de fútbol en la playa.

    Habría que repetirlo.

    Ja.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.