21 de marzo de 2010

El tren zombi

Tú eres el tren zombi. O más probablemente, lo has sido en algún momento. Para mí, ser un tren zombi es esa sensación que nos asalta cuando estamos en unos grandes almacenes buscando algo y vamos por los pasillos en pos de nuestro objetivo sin ser capaces de ver los rostros de la gente con la que nos cruzamos y esquivando el mobiliario casi de milagro. Siempre he pensado que esto es debido a la iluminación tan particular de esos sitios y siempre he sospechado que se trataba de algo más... En fin, lo peligroso de ser un tren zombi es cuando nos sucede en otras áreas de la vida: salud, dinero y amor... y trabajo.


En la salud nos dejamos llevar por la desidia, porque es "la curva de la felicidad", porque no tenemos tiempo para ir al médico o al gimnasio, porque tampoco me duele tanto...

Con el dinero podemos perder la perspectiva y abandonarnos al consumo imprudente, cargar las tarjetas sin pensar, estimar a ojo que nos estamos ciñendo al presupuesto, dejar olvidadas aquellas acciones que invertimos y con las que podíamos hacer algo mejor…

Es triste, pero en el amor también nos dejamos llevar por las circunstancias: estamos con alguien porque ya llevamos mucho tiempo y porque estamos a gusto aunque no nos convence, o seguimos solteros por no hacer el esfuerzo de salir a conocer a alguien…

En el trabajo podemos estar años haciendo lo mismo que no nos llena, que no nos gusta, que odiamos, pero nos parece que no podemos encontrar nada mejor…

Pensar y actuar es lo más difícil del mundo, siempre es más fácil dejarse llevar, pero la vida es una cabrona y no te da segundas oportunidades… DESPIERTA!!

4 comentarios:

  1. yo como todos también soy un poco zombie, pero cuando tengo la desdicha de ir a hacer la compra a un centro comercial me encanta fijarme en los caretos de la gente detrás del carrito... y claro, luego me acusan de no estar atento a la compra...

    ResponderEliminar
  2. A mi también me ha gustado mucho. Lo malo es que en la vida hay tantos condicionantes... que nos atan...

    ResponderEliminar
  3. Genial! hoy no diré la palabra difícil... vaya la dije.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.