1 de marzo de 2012

Un nuevo proyecto

Como comentaba en la última entrada, en esta edición del Reto Blogger hemos identificado unos retos personales que debemos cumplir antes de final de año para poder optar a ser los ganadores. Además, en los meses pares daremos cuenta de nuestra evolución al respecto.

Así, tras hacer los cálculos correspondientes en Excel, parece que Febrero es el pimer mes par del año, por lo que creo que en primer lugar debo explicar en que consiste mi reto personal: me gustaría iniciar un segundo proyecto empresarial. En cuanto a cómo de "iniciado" debe encontrarse el nuevo emprendimiento para dar mi reto por cumplido, es algo que dejaré al buen criterio de los miembros del Reto: haber constituido la sociedad, tener un plan de negocio, encontrar los socios adecados, iniciar la facturación...

Consecuentemente, esto implica que DEPORR ya debe tener unos ingresos sólidos y constantes y tener una cierta estructura en su funcionamiento y en su crecimiento que me permita acometer otras iniciativas. Esto casi son tres retos en uno...


Ahora mismo tengo varias ideas respecto a qué me gustaría desarrollar, que después hay que pasar por el cruel filtro de las capacidades de cada uno, la inversión necesaria, el estado del arte de la competencia y el mercado, etc. No se trata de hacer un plan de negocio, al menos en un primer momento, sino más bien de plantearse muchas muchas preguntas de sentido común y no dejar de mirar al mercado. Por otra parte, como ya he comentado con anterioridad, creo que para levantar un proyecto innovador desde cero, en la actualidad tienes más ayudas que nunca (información, infraestructuras, tecnología) pero creo que también es más difícil que nunca porque todos tenemos las mismas facilidades, desde Faro hasta Manila. Hace 20 años un proyecto mediocre podía levantarse y llegar a ser una empresa de éxito. Hoy en día creo que eso no es posible. La selección natural en el ecosistema empresarial se ha acelerado por la multiplicación de la oferta y la cercanía de tus competidores. A veces me lo imagino como un equilibrista caminando sobre el vacío, en donde sólo necesitas un paso en falso para caer. Claro que existe Facebook, Twitter, Google, Zynga... pero lo que nunca sabremos es cuántos proyectos que tenían una idea no tan buena como Twitter cayeron, o cuántos su producto no estaba tan maduro como Facebook se quedaron por el camino, o el número de empresas que tuvieron demasiados reparos morales en un primer momento que otros no tuvieron, etc. etc.

En cuanto a los sectores que me parecen atractivos me siguen interesando la biotecnología o la energía, aunque son dos opciones que debo dejar de lado de momento porque implican altísimas inversiones y un socio tecnológico de calidad a quien todavía no tengo el gusto de conocer.

Otro sector que llevo años observando y creo que tiene aún mucho recorrido en España/Europa es el de los comparadores financieros. En USA, me encanta como Mint se ha quedado con el mercado, con un producto enfocado por encima de todo a ofrecer valor añadido al cliente. También creo que además de replicar el modelo aún se pueden hacer más cosas...

Como una manía personal, me gustaría ayudar a hacer de este mundo un lugar mejor evitando que tengamos que llevar nada en los bolsillos. No se vosotros, pero yo lo primero que hago al llegar tanto a casa, a la oficina o a cualquier lugar donde tenga un poco de confianza es "aparcar" toda la chatarra: llaves de casa, del coche, la cartera que abulta como una tortuga de las Galápagos, el móvil y la calderilla como mínimo. No hago más que pensar en cómo se reirán nuestros hijos cuando piensen que durante años teníamos que ir cargados constantemente con objetos cuya función es ínfima comparada con lo que abultan. No tengo ni idea qué sustituirá a las llaves en el futuro: escáner de iris, digital, reconocimiento de voz, contraseña, chip RFID bajo la piel, teclado... pero por favor que llegue cuanto antes. No se por qué, pero me siento como si de repente mi móvil fuera un Nokia 6100 y mi conexión de internet conectara con un modem a 56 K, me darían ganas de gritar "¿Pero todavía estamos así? Hay un mundo mejor y yo lo he visto, no estoy loco". De momento, parece que a corto plazo tendremos que conformarno con pagar con el móvil y con Google Wallet para aligerarnos un poco los bolsillos.

Un área que sin duda le esperan unos años gloriosos es el futuro de la televisión. Después de años con la cantinela de que se iba a acabar la caja tonta, estamos a punto de que realmente la TV se convierta en un canal bidireccional. Parece que la forma en la que se va a desarrollar es replicando los ecosistemas de aplicaciones de AppStore, Android y demás. Un tema muy muy interesante, porque todos tenemos una televisión casa con una pantalla varias veces la de los teléfonos o tabletas, que además posee un componente social mayor (puedes interactuar con la tele acompañado, pero es difícil que más de uno lo haga con el teléfono o tableta).

Por último, hay otro sector que no conocía y que lo he hecho a través de la posibilidad de participar en un proyecto de la mano de unos amigos. Como no se si dispongo de su permiso para hablar de ello, de momento lo dejo aquí, pero espero ampliarlo en el futuro.

Quiero emprender un nuevo proyecto y hay muchas opciones interesantes, ninguna a priori sencilla...perfecto!










Se ha producido un error en este gadget.