27 de junio de 2010

Deportes y sensaciones


A lo largo de mi vida he practicado bastantes deportes, y hoy me gustaría compartir con vosotros un ranking de los mismos según las sensaciones (algunos dirían el resplandor) que he sentido practicándolos:

1. Pádel. Es el deporte de moda. Es social, no es demasiado exigente físicamente, es divertido, es técnico. Está muy bien para jugar con los amigos y sobre todo para quedarse a almorzar después. Las dimensiones de la pista permiten además que haya bastantes comentarios, bromas y demás durante el partido. Sin embargo, personalmente no he experimentado grandes alegías al hacer un passing o colocar un globo a la esquina. Como en lo demás, es algo fácil, cómodo...

2. Running. El otro deporte de moda. Es fácil salir a correr, es barato, no necesitas quedar con nadie ni mucho equipamiento, sólo unas zapatillas y tu voluntad. Aquí se sufre, creo que los corredores somos algo masoquistas. La lucha es contra uno mismo (siempre hablo desde el punto de vista amateur), contra tus propios límites de distancia, velocidad o tiempo. Sin embargo, cuando tras los primeros kilómetros tu cuerpo se aclimata, casi, casi, que hasta disfrutas un poquito, sobre todo si tienes la suerte de poder hacerlo con un buen paisaje de fondo.

Pº Marítimo de Santa Pola

3. Tenis. Otro deporte en el que luchas contigo mismo. Es importantísima la concentración y el estado mental (hasta en un partido con un colega). Los que jugáis al tenis conoceréis la sensación de estar jugando "normal" en el peloteo y cómo al empezar con el partido parece que el brazo se "encoja" y sólo puedes tirar globos blanditos al centro de la pista. Por este motivo y la dificultad técnica, cada punto que se mete te sabe muy bueno: por un lado has sido capaz de manejar la raqueta con acierto (en la volea, en un paralelo, en un cruzado), pero sobre todo te has atrevido a hacerlo...

4.Vela. En este caso me refiero a las auténticas cáscaras de nuez: los láser, optimist y demás ralea que no pasa de los 4,60 metros. En estos bichos es muy divertido navegar porque sientes completamente como el viento te escora, te empuja... y te vuelca... pero no pasa nada, a darle la vuelta y a seguir singladura!

Continuará... 



4 comentarios:

  1. Yo me pasé hace 8 años del tenis al padel y no me arrepiento. El tenis es demasiado técnico y requiere una gran forma física... será que me he acostumbrado al padel pero la pista de tenis me parece gigante... las veces que he intentado volver a jugar han sido decepcionantes...

    En cambio el padel me encanta, y hay puntos que yo al menos me siento realizado cuando coloco la bola exactamente dónde quería...

    Sergio, traéte la pala a la kedada reto-bloggera :)

    ResponderEliminar
  2. Será que para mí es muy fácil...

    :P

    Cuenta con mi pala!

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué ocurrió con la segunda parte? No sé tú, pero a mí me recuerda a algo, pero no caigo... ;)

    ResponderEliminar
  4. Es que creo que el post no triunfó mucho, y claro, me desilusiono...

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.