10 de abril de 2011

Grandes películas de mi vida

Imagino que para todos nosotros hay películas que nos han dejado una marca, que nos han abierto los ojos, que nos han hecho disfrutar de principio a fin y que en definitiva hacen que el cine sea una parte fundamental de nuestras vidas. A continuación algunas de las mías...


Como ávido lector de fantasía heroica en tiempos pasados (y ahora cuando puedo), para mí supuso una alegría inmensa la fiel adaptación de los libros de Tolkien. La película de Peter Jackson consiguió transmitirme la aventura, el lirismo, la melancolía y la mitología de los libros. Me sentí uno más en periplo con la Comunidad del Anillo, en la tranquilidad de la comarca, en la grandisosidad de Rivendel, en la tenebrosa Moria... Las siguientes películas de la trilogía también me gustaron, claro, pero las disfruté de otra manera, como blockbusters, más que como parte de mi vida...


Ya que hemos empezado con las películas épicas, para mí ninguna lo es tanto como este clasicazo. La Guerra de Secesión contada desde dentro y por los perdedores. Con una grandísima contrucción de los personajes y unos decorados fantásticos, con un pequeño toque de cartón piedra que nos hace saborear una película de las de antes. Cuando conseguí verla completa hace unos años (después de verla a trozos todas las navidades hasta donde alcanzan mis recuerdos) me quedé sorprendido del buen sabor de boca a cine de verdad que me había dejado.

Me refiero a la primera, la que ya en su presentación nos indicaba que se trataba del cuarto episodio de una saga cósmica. En fin, qué decir, se ha escrito tanto sobre esta película que se necesitarían varias vidas para leerlo todo. Es curioso que la película que, según la leyenda, salvó a un decadente Hollywood parta del esquema más básico y clásico de todos: un cuento de hadas. Un chico, una chica, un aventurero, un maestro, la magia, los malvados, la pareja cómica. Siempre lo más fácil es lo más difícil. Yo, como millones de chavales, me imaginé que era un granjero de un planeta perdido que se unía en la lucha contra un terrible imperio, que tenía algo dentro de mí que me convertiría en alguien especial, en un héroe, en una nueva esperanza...


Cambiamos ahora de registro para pasarnos a una película intimista, puro drama. Ví esta película muy joven y me dejó completamente emocionado. Para quien no la conozca se trata del relato de la convivencia en una cárcel sudamericana de un homosexual y un revolucionario. Todo diálogo, todo personajes; pero lo que en La huella es inteligencia e ingenio aquí es sensibilidad y humanidad. Aún me sorprendo a mí mismo con que una película de este tipo me haya gustado tanto.

La vida de Brian

El mejor humor inglés en su máxima expresión. La ácida crítica a las religiones por parte de los fabulosos Monty Phyton no es plato para todos los gustos y reconozco que hay partes de la película en la que se las va demasiado la olla. Sin embargo, el humor absurdo y la falta de prejucicios ante todo deberían hacer que esta pelñicula fuera de visionado obligatorio una vez al año, a ver si así dejábamos de tomarnos tan en serio a nosotros mismos. Hay escenas de esta película que no te cansas de rememorar con los amigos una y otra vez...


Moulin Rouge

Otra película que no debería estar en esta lista según mis perfil demográfico. Sin embargo, el exceso, la comedia, la caricatura, el gran Ewan McGregor, Nicole Kidman cuando aún era una preciosidad y sobre todo, la gran gran música, me hicieron disfrutar de esta excesiva película. Como dice un amigo mío, "a los 5 minutos, cuando el personaje de Ewan McGregor de repente se levanta y empieza a cantar The hills are alive with the sound of music... dí por pagada mi entrada..."

Bailar en la oscuridad

Para terminar, la película más triste de todas y la única que ha estado a punto de hacerme llorar en un cine. Puede ser como el reverso tenebroso de Moulin Rouge, un musical que es un drama oscuro casi con una única intérprete (nunca me había gustado Björk pero está a la altura). Uno de los experimentos de Lars von Triers, y para mí de los que le salen bien. Recomendable por su originalidad, como todas las anteriores.

La lista podía seguir, seguro, pero estas son las películas que me han venido a la cabeza -y el corazón- las primeras, así que por algo será...

2 comentarios:

  1. ¿Te acuerdas del Cine-Club de la 2?

    ResponderEliminar
  2. Fundamental, horas de cine-club llevo a mis espaldas...

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.